Madrid Sociedad Española de Historia Natural.

Anales, Volume 27 online

. (page 31 of 57)
Online LibraryMadrid Sociedad Española de Historia NaturalAnales, Volume 27 → online text (page 31 of 57)
Font size
QR-code for this ebook


tuberancias lisas y globulosas. Las extremidades abdominales
poco presentan de notable; sus cinco dedos, que son bastante
achatados, aumentan progresivamente de longitud, como en
la inmensa mayorla de los anuros, desde el primero al cuarto,
y el quinto tiene la misma que el tercero; la salida, saliente 6
protuberancia del hueso cuneiforme apenas se nota; del falso
tal6n, 6 metatvso, parten cuatro 6 cinco series de tuberculi-
llos que van k perderse sobre las falanges; las liltimas llevan
el aparato de adherencia como en las extremidades torftcicas;



Digitized by



Google



S90 ANALES DE HISTORIA HATTJBAL- <«>

el pulg-ar una protuberancia alargada en su base; el resto de
la planta del pie es enteramente lisa.

La envoltura cutanea de los BemiphractuSf presenta tambi6a
modificaciones de alg-una importancia, comunes k todos ellos.
Su reg'i6n inferior 6 es lisa 6 sembrada de tub6rculos g-landu-
losos poco salientes, de tamafto variable, en forma de ampo-
Uitas, frecuentes en los costados y abdomen, no tanto en la
cara inferior y posterior de los muslos, gargtinta y pecho. So-
bre este liltimo, alguno que otro se prolong-a 6, manera de pe-
zonciilo. Su regi6n superior, la m6s interesante, en la cabeza
es de dos maneras, 6 lisa cuando es lisa tambi^n la superficie
del cr&neo y cara, y aplicada por ig-ual k los huesos, cuya labor
deja ver debajo de ella 6 tuberculosa y peg'ada solamente k las
crestas y protuberancias de la calavera, cuando 6sta las lleva.
En ambos casos es delgada, m&s densa y rugosa en torno de
la regi6n par6tica, y en el hocico se prolonga en un pliegue
foli&ceo de forma, extensi6n y longitud, variables. Si el borde
posterior arqueado de la nuca y las ap6fisis timpfinicas se
encuentran con la coronilla y frente en un mismo piano hori-
zontal, la piel de la cabeza pasa k la del tronco arrug&ndose al
trav6s, detr&s de las ap6fisis tirapinicas; pero si 6stas y la nuca
levantan mucho, parece como colgada de dichas ap6fisi8 y
suele prolongarse posteriormente por medio de un ap^ndice
puntiagudo y flexible como el del hocico. La piel dorsal puede
considerarse lisa, 6 casi lisa, pues las verruguillas, cuando
existen, son poco salientes y muy esparcidas; en los costados
y alrededor de las axilas es floja, rugosa y despegada del
cuerpo.

En las extremidades las dos regiones, superior 6 inferior,
aparecen siempre separadas por un reborde 6 margen de relie-
ve m&s 6 menos marcado, formado por la piel, y cuyo filo, en-
tero, sinuoso 6 dentado, se extiende generalmente por el borde
externo de las manos y pies, y k veces continiia k lo largo de
los dedos, contribuyendo k ensancharlos 6 k que aparezcan
m&s pianos de lo que son en realidad. Junto al calcaiial existe
constantemente un pico 6 fest6n triangular, m&s grande que
los otros y prolongado k manera de espol6n. La superficie que
por encima limitan en las extremidades tor&cicasyabdomina-
les los pliegues laterales de la piel, est& generalmente erizada
de tub^rculos de dos clases: bajos y redondeados, 6 altos, agu-



Digitized by



Google



<i8) Espada. — bxamen descriptivo de los hbmiphractus. 891

dos y c6nicos 6 apiramidados. Uaos y otros tienden i dispo-
nerse en series k trav6s del antebrazo, muslo, pierna y tarso;
pero es mAs ordinario que b61o los mayores se dispongan con
esa regularidad, y que los menores aparezcan esparcidos sin
-orden en los brazos y antebrazos, corri^ndose por el dorso de
la mano hasta cerca del extremo de los dedos, y en los muslos
y piernas, alternando con los grandes en otras filas paralelas.

Todas estas partes salientes del pellejo, & semejanza de lo
que en otros batracios sucede, es probable que varien con la
edad y acaso con la estaci6n; por lo tan to, sospecho que los
-caracteres tornados de su forma y tamaiio ban de ser de poco
valor. Sin embargo, el que falten y existan, siquiera sea indi-
•cadas, y su direcci6n con respecto al eje de las extremidades,
no deben, en mi concepto, despreciarse en la caracterlstica es-
pecifica; asi como creo que su frecuencia y la de las prolonga-
<;iones marginales y apicales, la disposici6n alternativa que
guardan y el ocupar siempre la linea media de las zonas obs-
-curas transversales, adorno constante de las extremidades pos-
teriores de los Hemiphractus, son rasgos propios de las especies
-de este grupo.

Ahora bien; de atenerme k los caracteres que de su examen
general acabo de deducir, no puedo por menos de proponer la
reforma de la diagnosis del sapientisimo Hern Peters en su
Memoria. Cierto que deben conservarse los mfts principales de
aquellos caracteres, los que en realidad distinguen en ella &
^stos anuros de los otros hileformes, y aun de todos los de la
clase; pero respecto i los de segundo y tercer orden, cuyo con-
junto tanta importancia afiade k los primordiales, contribu-
yendo k que sea verdaderamente natural el grupo sistem&tico
que con estos se establece, creo que dicha diagnosis se encuen-
tra en id^ntico caso que la antigua de Wagler en presencia de
los nuevos datos que obligaron al sabio profesor de Berlin k
modificarla. Fundado, pues, en estas razones, y abundando
^ademis en la opini6n de M. Peters acerca de la categoria que
k este grupo corresponde entre los Opisthoglossa platydactyla
-de GUnther, me atrevo k proponer que figuren con el rango de
familia en una secci6n de igual categoria que las de los Hyli-
na, Micrhylina 6 Hylaplesinay junto k los Pelodryas y Phyllo-
medusa, pues el cardcter de su sistema dentario es de igual
Talor que el distintivo de cada una de esas tres secciones.



Digitized by



Google



892 ANALES DE HISTORIA NATURAL. (IJ>

Hexniphractina. (^>

Denies maxillares atque mandihulares; auris perfecia.
HemiphractidaB (Peters).

Caput prcBtnagnumj durissimnm, galeaium ad iiistar Cerato-
phrydii constructum, pectore latins, apophysiis tympa7iicis posti-
cis admodum acuminaiis tnedris occipucioqiie pro/unde arguato;
denies palatini et voTtierini; maxilares, innati, aculeati; maTidi-
bulares et palatini impositi, sulhconid; primus tUriusque ^nandi-
hilarum valde robustus aduncus, cateris longior; lingua bast tota
affixa, longitudinaliier sulcata; tympanum ovale, grange, retro-
versum; meatus tuba Eustachii admodum patuli; n^res minutula,
earnm Hma palaiina magna; digiti omnes apice adherente; antir-
pedes tetradactyli; digitus primtis secundo longior, tertio et quar-
to oppositus; pedi parum palmati; palpebra superior aut elata
aut tuberculosa; pupilla koriiontalis; cutis tuberculosa, appendi-
culata; processi transversi, vertebra saa^alis extremo paululum
dilatati; parotide nulla.

Prosiguiendo el estudio comparative de los ejemplares que
constituyen la coleccion de nuestroMuseo, hallo todavla, antea
de pasar k distinguir las especies, otros caracteres, bastautes^
& mi juicio, para separarlos en dos gc^neros. Son los del uno
de ellos: la forma y proporciones del cuerpo semejantes k los
de los Bufos; la cabeza casi tan grande como el tronco, entera-
mente lisa, de frente c6ncava, convexa en las regiones maxi-
lar, malar y temporal, y con la occipital, incluso las grander
ap6fisis timp&nicas posteriores, al nivel de la frente, 6 sea en
un piano horizontal, con los frontales soldados k todo lo largo
del horde interno de la porci6n intero-superior del timp&nico,
y cubriendo, como una b6veda, la cavidad orbitaria, de la cual
queda abierto solamente un espacio circular con el perimetro
muy inmediato al globo del ojo, opuesto en llnea recta al agu-



(l) Al escribir est© estudio llev6 por gula la clasiflcacidn de los Batracios adopta-
da por M. Oanther en su catdlogo de 1868, y que|no sigue el Sr. Boalonger en el
suyo de It: ?.



Digitized by



Google



<15) Espada. — BXAMBN DBSCRIPTIVO DE LOS HEMIPHRACTUS. 898

jero timpinico occipital y situado lejos de la nuca, cuyo filo
presents granulaciones y escotaduras bien marcadas; el siste-
ma dentario, complete en la primera edad, en la adulta falto
de dientes palatinos anteriores y con la distancia que separa
los posteriores 6 transversos de los vomerinos, ig^ual kun ter-
cio de la long^itud de una de las filas que forman esos segun-
dos dientes; la lengua transversa reniforme tocaudo k la man-
dibula en eltercio anterior de 6sta, truncada anteriormente en
los adultos, circular, pero muy pr6xima k la sinfisis de la bar-
ba en los j6venes; las narices oblongo-prolongttdas y oblicuas,
con su abertura palatina redonda; la membrana del timpano
algo oblicua con respecto al piano de simetria perpendicular
de todo el cuerpo; el pirpado superior levantado en punta; las
manos, que son proporcionadas y robustas, de dedos c6nicos,
rollizos, casi libres 6 reunidos en la base por corta y gruesa
membrana, y con el extreme tan poco ensanchado que la dila-
taci6n de la piel no sobrepasa el di&metro de la penultima fa-
lange, pareciendo dichos dedos, mks que dilatados, prolonga-
dos por dicha expansi6n, lo cual sucede igualmente en los de-
dos de las extremidades abdominales, que est&n reunidos en la
base por una membrana muy corta y algo menos gruesa que
la de las manos.

Los caracteres del otro g6nero consisten: en la traza y pro-
porci6n del tronco y extremidades esbeltas y largas, sobre
todo las liltimas, y semejantes k las de las Hylas; en la cabeza
(cuya m&xima longitud iguala k la mitad del tronco) Uena de
crestas, siendo las mks notables y salientes: la que realza el
borde posterior profundo y arqueado de la nuca y el externo y
lateral de las ap6fisis timp&nicas, levantadas las unas y la
otra considerablemente sobre el piano horizontal del dorso; la
que limita por atr&s la cuenca del ojo y corresponde al borde
anterior de la parte del hueso timpfinico, que pasa como un
puente angosto sobre dicha cavidad y va & articularse con una
porci6n del frontal y con el parietal respective; la que lleva
cada frontal en el canto libre que encierra un trozo del circuito
de la cavidad orbitaria, paralelo al eje longitudinal de la
cabeza; las que esos mismos huesos presentan sobre el cantAus
rostraliSy reunidas en ingulo hacia las aberturas de la nariz y
k las otras dos paralelas, figurando cuatro lados de un penti-
gono; la que cerca de la nuca y opuesta al &ngulo rostral y



Digitized by



Google



894 ANALBS DE HISTORIA NATURAL. (16)

regular, interrumpida por dos espacios, cierra imperfecta-
mente ese perfmetro de cinco lados, cuyo centro ocupa una
protuberancia de mis 6 menos relieve, pero visible siempre; y
por liltimo, la que partiendo un poco mis abajo del punto de
reuni6n de las dos ramas horizontal y descendente del timpA-
nico y dejando un surco entre ella y el borde lateral externo
de dicho hueso, corre oblicuamente por debajo de la 6rbita,
cada vez menos pronunciada, i perderse cerca de la margen
libre del maxilar. Asimisrao son caracteristicas la irregularidad
del contornode lacuenca orbitaria, semicircular an teriormente
y posteriormente casi cuadrado, pr6ximo h la nuca y distante
del heraisferio posterior del ojo; el sistema dentario incomplete
en la primera edad, completo en los adultos y con los dientes
del vomer separados de los palatines transversos, otro tanto
que la mitad de la longitud de una de las filas de estos lilti-
mos dientes; la lengua discoidea 6 suboblonga, entera y situada
en el centro de la boca 6 de manera que la margen no Uegue
i tocar nunca al lado interne de la mandibula; las ventanas
de la nariz redondas y con los agujeros palatines oblongos; la
membrana del timpano, cuyo piano retroverso casi por com-
pleto es perpendicular al piano longitudinal de simetria de
todo el cuerpo; en los pirpados, ora levantados en punta sobre
la pestafia, ora con 6sta entera y redonda y simplemente
tuberculoses. El tronco ademis muestra la esquena vertebral
mucho mis saliente que en el g^nero anterior; las extremida-
des toricicas llevan unas manos flacas con los dedos pianos,
nudosos y muy prolongados, pues medidos desde la base de la
mufieca i la punta del mis largo, tiene dos veces la longritud
del antebrazo, distinguense en ella perfectamente la parte fija
y casi inm6vil que forman los dos dedos externos y de mayor
tamano, y la parte versatil y oponible i la anterior, por lo me-
nos en el dedo interne, estructura que recuerda las manos de
los camaleones; las liltimas falanges se encuentran ensancha-
das por un disco de adherencia muy desarrollado, chato y con
el diimetro mayor transverse; disco que llevan tambi6n las
extremidades abdominales, perogeneralmente algomis redu-
cido. La piel en la cabeza no es lisa; presenta tub6rculos por lo
comiin de poca altura, independientes de las elevaciones 6seas
que cubre; en el pecho las papilas son largas y mamilares; los
ap6ndices que suministra en las ciispides timpinicas y en el



Digitized by



Google



<17) Espada.— EXAMBN DBSGRIPTIVO DB LOS HBMIPHRA.CTUS. 896

hocico son siempre comprimidas; su coloraci6n es aniloga A
la que ofrecen ordinariamente los batracios arb6reos.

El primero de estos dos g6neros corresponde al fundado por
Wagler con la Rana scutata de Spix, puesto que, compren-
diendo solamente ese especie, vuelve con nueva diagnosis k
los limites que ese sabio kerpet61ogo le asign6. H^ aqui la
frase caracteristica que al presente me parece convenirle.



Hemiphraotus (Wagler).

Habitus bufaniformis; caput lavCy latissimum transversim cart"
€€xum, fronte coTicavd, dimidium corporis longit^tdiTie occupans;
denies palatini transversim solum dispositi; lingua reniformis^
margine later ali mandibulis tayigenti; tympanum obliquum;
nares ovales, obliqua, eai^m meatus palatinus rotundus; hirquus
circularis a nuca rejnottis; digiti omnes subplariis, apice tantum
elongate, palmd brevi et crassa connatis.



Hemiphraotus soutatus, Spix.

H. palpebrd superiors accuminata; ar tubus anticis ex cubito
pone solum exertis; tuberculis brachialibus in series obliquissimas
fere longitudinales dispositis, perisceliis cruralibus tribus trans-
versis plus minusve elatis /emoralibus atque tarsianis partibus
extremis tantum relevatis; margine cutanea antebrachiali externa
et ad latera utraque tarsi expansa prominente husque ad apicem
digitorum obducta. genibus crista coriacea ornatis, papillis gas-
iroeo insitis granulosis. Supra- plumbeo-cinerascente velpalido sor-
dido; circuito orbitario in/ero albido ex bruneo inten^o trimacu-
lata; subtus fusco artubus dilucioribus /lavicantibus; Utnia lata,
recta, cana, limbo obscuro a mento usqvs ad dimidium pectoris
dectirrente; axillis et inguibus, ante poneque femoribm ex fusco
et albescente marmoratis.

1824. — Rana scutata Spix (Spec, no v. Testud. et Ran., pig. 28,

pi. IV, fig. 2).
1828.—I{emipkractus Spixi Wagler (Isis, p&g. 743, pi. x, figu-

ras 1-2).



Digitized by



Google



886 ANALES DE HISTOBIA NATURAL* (1^

1830. ^B'emipAracins Spixi Wagler (Naturl. system, der Amphi-

bien, p&g. 204).
1862. — Hemiphractus scutatiis Peters (Mem. mens, de la Acad.

de Berlin, p6g 144, pi. i, fig. 1-5, pi. ii, 1-4).

La cabeza del B. scutatus, tan ancha como larga, si se cuen-
tan las ap6fisis timp&nicas, y sin estas casi una mitad m&&
ancha que larga, no es lisa linicamente por carecer de crestas
y protuberancias 6seas, excepto en la parte posterior y costa-
dos de la nuca, sino tambi6n porque en ella faltan los tub6rcu-
los cut&neos; las pequeftas desigualdades que se notan en la
piel delgada y uniforme que cubre el cr&neo y la cara, son
producidas por la labor de la superficie de los huesos, k lo&
cuales se aplica sin adherirse k ellos por completo; Ueva, sin
embargo, en la punta del hocico, un ap6ndice coriaceo 6 sim-
ples vestigios de 61; sobre la comisura de los labios, en la
parte posterior del borde maxilar, dos tub6rculos muy pro-
nunciados, uno mis grande que otro y piramidal, y los pirpa-
dos, acuminados 6 levantados en punta, est&n sembrados con
regularidad de berruguillas granuloses.

La lengua transversal, en forma de riii6n 6 de habichuela,
tiene la mitad anterior de su limbo 6 margen delgado y los
16bulos posteriores mfts carnosos y algo desprendidos de la
membrana bucal. Las narices son ovales, oblicuas, estrechas
y muy pr6ximas por su parte anterior. El timpano eliptico y
con el eje mayor vertical y algo mks grande que el transverso
del ojo, retroverso, aunque no deltodo, 6incluldo en elingulo
posterior del timpAnico, se inclina por arriba un poco hacia
adelante y hacia adentro. La curvatura de la mandibula y
borde maxilar es muy pronunciada.

Es asimismo muy notable en esta especie la amplitud y des-
arrollo de las bolsas subcutineas laterales y axilares al extre-
mo de que los brazos s61o aparecen libres de la piel floja^
arrugada y desprendida de los miisculos desde la parte poste-
rior y cercana del codo. Dicha piel, que s61o en la parte pos-
terior estk bien adherida al antebrazo, forma en el borde cubi-
tal un margen saliente y dentado que se corre hasta la punta
del dedo externo, y por encima presenta varias series de tu-
b^rculos m&s 6 menos levantados y agudos, dispuestos en
series muy oblicuas y en dngulos con respecto al eje del ante-



Digitized by



Google



<i9) Espada. — exambn dbscriptivo de los hemiphractus. 397

brazo. Sobre la regi6n dorsal, e&isten esparcidas lig^risimas
^ranulaciones m^ a^rupadas hacia la cintura 6 ingles. Los
tub6rculos glandulosos 6 papilares de las regiones inferiores
4el tronco y cabeza son redondeados , salientes y granulosos.
Las extremidades abdominales llevan tambi^n la margen cu-
tanea que separa la cara superior de las laterales 6 inferiores,
bien marcada y en partes recortada en intervalos puntiagu-
4os. Son los m&s marcados los que figuran en cinta sobre las
rodillas, los de ambos lados de las piernas y tarsos. En estos
liltimos el reborde cutineo se corre rebajado por detr&s del
tal6n y se contin6a por los dos cantos externo 6 interno de los
pies hasta la illtima falange de los dedos. Los periscelis del
muslo y de los tarsos constan indicados solamente en los dos
^xternos, y los tres que adornan la pierna son bastante salien-
tes y casi perpendiculares al eje de la tibia.

La superficie inferior de la piel que prolonga el dpice de los
4edos de las manos y de los pies es ligeramente convexa; las
membranas interdigitales son gruesas, y aunque ambas muy
-cortas, no tan to en las extremidades abdominales como en las
toricicas.

Su coloraci6n es por encima ceniciento obscuro sucio 6 aun
pizarra, aplomado 6 pardo amarillento t^rreo; por debajo
pardo obscuro, aclarando en las extremidades con amarillo
mis 6 menos limpio, y obscureci6ndose en el pecho y gar-
^anta, costados, ingles, cara anterior de los muslos y la pos-
terior junto k las corvas, con manchas blanquinosas, imitando
sobre fondo pardo obscuro las vetas del mirmol; manchas
alargadas y sinuosas imitan su mismo dibujo sobre fondo
-clekTO en la cara interior de las piernas. El borde posterior de
los muslos y contorno inferior del ano, pardo muy obscuro,
uniforme. Parte anterior de la cara, mejillas y regi6n par6tica
y canto de las maxilares, color pizarroso claro; una faja pardo
obscura, por bajo del borde de la rama horizontal del timpi-
nico; de la misma tinta la parte inferior de las pestanas
superiores y labios y tres manchas cuadradas, ya distintas,
ya confundidas en una sola angular, sobre el fondo blanque-
cino de la mancha en forma de media luna que rodea la mitad
inferior de la cuenca orbitaria. Una lista ancha, recta, casi
blanca, y en cuyos hordes el pardo obscuro se junta, la gar-
^nta y pecho suben notablemente de color, parte desde la



Digitized by



Google



8F8 ANALES DE HISTORIA NATURAL. (»;

barbilla hasta la mitad del pecho ese mismo pardo, altemanda
regularmente con sus tintes del mismo color, m&s intense,
forma debajo y en torno de la mandibula una faja ajedrezada.

Bandas 6 zonas obscuras adornan la parte superior de bra-
zes y piernas, continu&ndose per encima de las manes y de
los pies, cuyos dedos, manchados euteramente per la mis
anterior de dichas fajas, son casi todos negros, & partir de la
Ifnea con que termina la membrana interdigital.

La descripci6n que precede esti hecha k la vista de los cua-
tro indicados. Los dos adultos, perfectamente conservades en
alcohol, sobre todo uno de ellos; miden desde el perin6 al
extreme del hocico 0,062 m.; el mayor de los dos j6venesy
fresco y de coleraci6n casi intacta, tiene en igual sentido
0,037 m., y el mis pequeno, muy decolorade, 0,023 m. Las
diferencias que estos liltimos presentan, comparados con el
tipe adulto de la especie, son los siguientes: En el menor
(0,023 m.) el sistema dentarie no Ueva tedavia los dientes
palatines intermedies, la lengua es entera y discoidea y & pro-
porci6n peco carnosa; el ap6ndice cutAneo del rostro se pre-
senta horizontal, tenue y extendido per ambos lades del labie
hasta per cerca de la mitad de la mejilla. En el mayor (0,037 m.),
existen ya los palatines intermedies, la lengua es tedavia
redenda y entera; el ap6ndice cutineo del hocico se con-
serva horizontal aunque se halla bastante reducide y se acerca
& la figura y preperci6n de los adultos; las manchas obscuras,
sub-erbitarias, sen en niimero de 4 i 5 y la de atrAs suma-
mente prolengada ; la faja que aderna la garganta es muy
estrecha, aunque de igual longitud que en los adultos; debajo
de la mandibula en lugar de las bandas ajedrezadas se ven
lineas blancas y estrechas.

El B. scnlatus vive en un espacie bastante extenso de los
bosques amaz6nices y sujeto k condiciones climatel6gica^
diferentes. Spix lo hall6 en las selvas del rie Solimoes en la
provincia del Pari, nosetros al pie de la cordillera y sobre la
parte baja y mis al E. de su falda en Archidena y San Jes6 de
Mete 6 Meti; ahera bien, de Archidena i los confines ecciden-
tales de la provincia del Pari se encuentran 20 grades geegri-
ficos (400 leguas).

En Meti y Archidena no Ueva esta especie nembre particu-
lar; llimanle Hambato come i la mayerla de los sapes, rana»



Digitized by



Google



<V) Espada. — bxambn dbscriptivo de los hkmiphractus. 9»

& hilas. Sus costuinbres no deben ser enteramente arb6reas.
Los indios me lo trafan siempre junto con los Bufo aqua y OU-
lopAus margaritifer y los grandes Cystignathm que sacaban
debajo de tierra. Quiz& pase una parte del aflo solameute sobre
los irboles y el resto viva en la tierra; presunciones que pare-
cen confirmar el escaso desarroUo de sus aparatos de adheren-
cia, los m^ pequefios aoaso entre los observados hasta ahora
en los Hylefonfoes.

Para el segundo de los dos g^neros en que he dividido ia
familia de los Hemiphractus propongo el nombre y la caracte-
rfstica siguiente :

Oerathyla (1) Espada.

Habitus hyleformis caput cristatum, tuderculosum, /route perir
tagonali ejus circuito relevato tertiarium corporis longitudine
occupans; dentes palatini transversim obliqueque dispositi; lingua
integerrinia, aut ovali aut rotundataj a mandibulis remota; tym-
panum retroversum; nares rotunda, earum meathus palatinns
oblonguus; hirquus anti semicircularis, pone subquadrum et a
nucd proximus; (f manicule elongata, digitis compressis, nodo-
sis, tertio et quarto husque ad basim phalangium confercte coadu-
natis, omnibus, nee non in podiis, disco piano transverso amplo
ferentibus; pedes palmd brevi muniti.

Entre los cinco individuos comprendidos en la anterior
caracterlstica me ha parecido hallar las cuatro especies que k
continuaci6n describo, distintas del H. fasciatus Peters, el
cual, & mi juicio. debe incluirse tambi^n en el g^nero
Cerathyla,

Oerathyla proboscidea, Espada.

C. supri minute granulosa; subtus ad later aque adeo vesicu-
losa; capite depresso; lingua oblonga, anteparum truncata; rostro
apendice cutanea proboscidea compressa apice bifida, basidentata



(1) Kspata;, 6 Comiger; Hyla eomigtra.

Bl Sr. Boulenger enmienda la fornca ortogrbflca y fllol6gica del nombre Cerathyla.
Confieso que tiene razdn y que debe escilbirse como 61 lo hace, Ceratohyla y na
Ctrathifla,



Digitized by



Google



400 ANALES DE HISTORIA NATURAL. (^

prodnclo; mucronibus tympanicis plied dermoica eloTtgatis; palpe-
Jyra superiore elata acuminata.

Esta especie se distingue k primera vista de las otras por
sus p&rpados levantados en punta como en la del g6nero ante-
rior y en los Ceratophrys y por una prolongaci6n considerable
de la piel de la cabeza, que, k partir del espacio internasal, se
eleva, se pliega y se continila 0,005 m. m&s all& del extremo
del hocico en una cresta comprimida, flexible, cori&cea, esco-



Online LibraryMadrid Sociedad Española de Historia NaturalAnales, Volume 27 → online text (page 31 of 57)